¿Por qué generalizamos nuestras emociones y las convertimos en verdad absoluta? Un poco de objetividad

Escrito a las 6:42 pm

woman-1439033_1920 - copia

Cenando el mes pasado con un grupo de empresarios granadinos, hablábamos de experiencias internacionales. Uno de los presentes, que había sufrido mucho, decía “el 90% de las empresas que inician la aventura internacional, fracasan” y además “el esfuerzo que hay que hacer es inmenso”, con una emocionalidad negativa. Estaba diciendo a gritos a todos los presentes que no se internacionalizaran, que no merecía la pena iniciar ese proceso.

Evidentemente, traté de sacarle de la emoción en la que estaba para ofrecerle datos empíricos que rebatían sus afirmaciones. Pero no lo logré. Apenas me escuchaba. Su emoción nublaba cualquier explicación y, me di cuenta, de que su vehemencia había hecho mella en todos los asistentes. La sensación que quedó en la mesa, es que no merecía la pena abordar mercados exteriores.

Y esto es, realmente, nocivo. Una experiencia personal no se puede extrapolar. Sería un error. Mi experiencia personal podría ser significativa: en Marruecos nuestra empresa obtuvo resultados espectaculares, pero muchas de las empresas españolas, tuvieron dificultades en operar allí en los años 90. No podría decir que el país en aquella época fuera sencillo. En Francia me intentaron “secuestrar” (retenerte en un despacho durante varios días). Es una medida de coerción de los sindicatos franceses ante un proceso de reestructuración. Pero eso no significa que los ejecutivos que gestionen en ese país corran el mismo riesgo (de hecho, no conocí personalmente ningún otro).

Sin embargo, al investigar los resultados de las empresas que han iniciado la aventura internacional, comparados con las que no lo hicieron, no hay dudas. Tenéis los datos en mi post sobre multilocalización. Las emociones son otra cosa.

Nassim Taleb nos habla del empirismo ingenuo, que es la tendencia natural a fijarnos en los casos que confirman nuestra historia y nuestra visión del mundo sin darnos cuenta de que una serie de hechos corroborativos no constituye necesariamente una prueba. Además la mente es una máquina de explicación y trata de reducir la complejidad (enorme) categorizando, como lo hacía el comensal, utilizando una sucesión de anécdotas para sustentar su emoción. El impacto en los otros es brutal. Pero si queremos reflejar la realidad con la máxima fiabilidad posible, debemos ser empíricos y honrados, sin tener miedo a parecer extravagantes o a las consecuencias de ello.

¿Por qué se me ocurre escribir sobre este tema? Para tratar de evitar esa influencia sobre los demás. En mi post sobre los “viajeros” hablaba de esto: las personas sin experiencia en el mundo internacional, otorgan rango de verdad absoluta a alguien que ha estado en un país. Y, como nos cuesta abordar otros países, qué mejor que tener la excusa para no hacerlo. “Ya me dijo X” que allí mejor no ir. “Mira lo que le pasó”.

Pues vayamos a los datos: en mi anterior empresa (MONDRAGON) investigamos la diferencia entre las empresas “locales” y las “internacionalizadas”. Nos encontramos con una sorpresa descomunal: aquellas empresas que habían iniciado la aventura internacional, mejoraban ventas, valor añadido y empleo ¡en la casa matriz!

Ya, pero es que vosotros sois una gran empresa” decía el comensal. ¡Otra más! Necesitamos encontrar razones que soporten nuestra experiencia y nuestra emoción. Pero la realidad es muy tozuda. El 70% de las empresas de la MONDRAGON son Pymes, que tienen sus cuentas de resultados como cualquier otra Pyme. Aunque, hay que reconocerlo, MONDRAGON dispone de capacidades transversales de apoyo a esas Pymes. Pero también la Administración ofrece servicios a través de sus Agencias de apoyo a la Internacionalización. Y esto, tenemos que desarrollarlo mucho más. Todas las Pymes necesitan selección de mercados, estudios de mercado avanzados, análisis del tipo de implantación, del crecimiento inorgánico, gestión del talento y gestión internacional. Porque todas ellas tiene el mismo desafío: el crecimiento.

Y, estos servicios, o se estructuran correctamente o las Pymes no sobrevivirán. Ya apunté mi propuesta en ¿Y si nos ponemos a trabajar juntos para sacar al país adelante? Un enfoque diferente.

¿No os ocurre a menudo que generalizamos cuando sentimos una emoción muy fuerte obviando datos y hechos objetivos?

¿Y el impacto que esto tiene en los demás?



Recibir posts por correo














Ver política de privacidad y aviso legal


Un comentario

001
Pedro Lalanda
20.06.2016 a las 11:51 Enlace Permanente

Sin duda alguna, exportar no es fácil. Como no lo es, en general, enfrentarse con entornos desconocidos. Exportar exige contar con ventajas competitivas serias y reales; con medios mínimos indispensables; con aliados en destino (y, a menudo, en origen); con preparación suficiente y – sobre todo – con lo más importante, y, al tiempo más asequible y, paradójicamente, menos usado: sentido común.

Son, Josu, exigencias de las que hay que ser conscientes que, de ningún modo, constituyen barreras insuperables para pymes (e, incluso, microempresas). El desarrollo de las nuevas tecnologías y el cambio de paradigmas correspondientes hacen, hoy, factible la internacionalización para los pequeños, sin duda alguna. Pero también ellos deben contribuir a aumentar las probabilidades de éxito incluso antes de su nacimiento: ese concepto “Conceived Global” sobre el que uno tanto insiste….

Un cordial saludo

Dejar un Comentario

Los comentarios en esta página están moderados, no aparecerán inmediatamente en la página al ser enviados. Evita, por favor, las descalificaciones personales, los comentarios maleducados, los ataques directos o ridiculizaciones personales, o los calificativos insultantes de cualquier tipo, sean dirigidos al autor de la página o a cualquier otro comentarista. Estás en tu perfecto derecho de comentar anónimamente, pero por favor, no utilices el anonimato para decirles a las personas cosas que no les dirías en caso de tenerlas delante. Intenta mantener un ambiente agradable en el que las personas puedan comentar sin temor a sentirse insultados o descalificados. No comentes de manera repetitiva sobre un mismo tema, y mucho menos con varias identidades (astroturfing) o suplantando a otros comentaristas. Los comentarios que incumplan esas normas básicas serán eliminados.

XHTML: Puedes usar las siguientes etiquetas: A ABBR ACRONYM B BLOCKQUOTE CITE CODE DEL EM I Q STRIKE STRONG IMG

Logotipo de Blogestudio