¿De verdad estamos saliendo de la crisis? Algunos apuntes

Escrito a las 10:24 am

josuugarte_crisisLa pregunta es provocadora y me imagino que muchos de vosotros estáis esperando una respuesta clara soportada en datos.

Antes de abordarla, algunos apuntes a tener en cuenta:

1.- Competitividad: Si medimos la competitividad de los países, la definición sería esta: “El índice de competitividad mide la habilidad de los países de proveer altos niveles de prosperidad a sus ciudadanos. A su vez, esta habilidad depende de cuán productivamente un país utiliza sus recursos disponibles. En consecuencia, el índice mide un conjunto de instituciones, políticas y factores que definen los niveles de prosperidad económica sostenible hoy y a medio plazo”.

Sin embargo, si hablamos de la competitividad de las empresas yo la definiría así: “es la capacidad para mantener o conquistar cuotas de mercado de manera rentable en los mercados nacionales e internacionales”.

¿Estamos haciendo lo correcto para ser más competitivos? ¿Es suficiente la devaluación de los salarios como elemento de mejora de la competitividad?

No vamos a salir de la crisis haciendo lo mismo que hemos hecho hasta ahora.La reducción de los costes salariales servía en el pasado cuando competíamos con franceses y alemanes pero no en estos momentos. Los costes chinos, indios, indonesios, mexicanos…están muy, muy lejos de los nuestros y, creo, no es buena idea seguir bajando nuestros salarios.

Como he compartido con vosotros en este blog, la solución para el empleo y el mantenimiento de los salarios es la multilocalización o la diversificación mediante Inversión Directa en el exterior. Y eso pasa por acciones concretas como las que proponemos en el libro “España está en crisis. El mundo no”.

2.- Complejidad: Nassim Nicholas Taleb habla de la “ilusión de comprender”: cegados por una esperanza ilusoria, pensamos que sabemos lo que pasa en un mundo más complicado y aleatorio de lo que creemos. Pero una cosa es la esperanza y otra la realidad. Y ésta última es muy testaruda: crecimiento en emergentes, costes de personal sin cualificar, inversiones en I+D, número de patentes, consumo de maquinaria, incremento de clases medias y resultados de PISA nos muestran un mundo diferente al de hace 5 años.

Eso sí, cuando no consigamos los objetivos definidos, como ha pasado en los últimos años, tejeremos una narrativa que explique lógica y secuencialmente porqué era imposible haber previsto los acontecimientos. Simplificaremos lo sucedido para que las personas lo entiendan mejor. Pero no solucionaremos el problema de competitividad y empleo que sufrimos.

La consecuencia de la complejidad es que no entendemos el grado de interrelación de la economía mundial y del impacto colosal que está teniendo en nuestro país y que, desgraciadamente, seguirá produciéndose. Además, se agravará debido a la velocidad de cambio.

A mi modo de ver, nos quedan solamente 3 años para poner las bases de un posicionamiento internacional robusto que permita crear valor y empleo. En algunos países emergentes las posiciones en el mercado se están tomando rápidamente por parte de empresas locales, lo que dificultará enormemente la conquista de cuotas de mercado por parte de empresas españolas (especialmente Pymes).

3.- Rol del Estado. Es tan profunda esta transformación, y tantas las tensiones que está generando la globalización, que en vez de sufrirla, deberíamos afrontarla y anticipar nuevos cambios. La globalización no ha sido sólo una revolución de transporte y medios de comunicación y tecnológicos sino también del rol jugado por los Estados. Si el 97% de nuestras empresas (verdaderas creadoras de riqueza y empleo) son Pymes, y tienen que competir en este nuevo mundo, o lo hacen con el soporte del Estado (que no quiere decir subvenciones) o no sobrevivirán. Urge un diseño de políticas de multilocalización por parte del Estado que permitan a nuestras Pymes ganar tamaño y posicionarse internacionalmente. Sólo así podremos afrontar la globalización con posibilidades de éxito. Si no, no saldremos del pelotón de perdedores del nuevo mundo.

Y, por favor, dejemos de hacernos trampas al solitario, comparando nuestros resultados solamente con los de la UE. La interdependencia de la economía es tal, que cualquier evolución en emergentes nos afectará. Además, la internacionalización no va a ser una elección, sino una obligación, ya que empresas de otros países acabarán tratando de conseguir negocio en nuestro país. Y, esto afecta a la industria y a los servicios (prometo escribir un post sobre este tema).

Me imagino que os habéis quedado fríos y, al igual que muchos artículos u otros posts, simplemente es algo más de información. Me gustaría que no fuera así. Mi lectura de la situación y la proyección futura se basa en la pérdida de competitividad que hemos sufrido en sus tres elementos clave: coste, tecnología y marca.

Para evitar “la ilusión de comprender” aquí tenéis los datos e informaciones que muestran el colosal cambio de paradigma que se está produciendo ante nuestros ojos:

-Costes de personal sin cualificar

Competitividad

– Inversiones en I+D

Forecast

– Consumo de maquinaria

Maquinaria

– Incremento de las clases medias

Clases medias

– Ranking de Resultados PISA por país 

Pisa

– Y para terminar, la previsión del incremento del PIB en el mundo

Emergentes

En resumen, los costes de personal de emergentes varían entre 0.5 €/hora y 3,5 €/hora. Muy lejos de los costes europeos y españoles (aunque desgraciadamente sigan bajando).

El 66% de la maquinaria mundial se “consume” en Asia, 43% sólo en China. El consumo de maquinaria nos permite identificar dónde se ubica la industria mundial al ser la “espina dorsal” de todas las industrias: aeroespacial, ferroviario, automoción, energía… Sólo USA (y sus inversiones en México) está recuperando posiciones: pasan de un consumo del 7% en 2010 a un 11% en 2014. La gran perdedora es la UE.

La combinación de estos dos datos es tremenda. Migración de la Industria a Asia y costes de personal hipercompetitivos combinados con una acumulación de capital nunca vista. La nueva maquinaria produce más eficientemente y con mayor calidad. A mayor integración industrial, los bajos costes de personal se repercuten en toda la cadena de valor, resultando una competitividad extrema.

Respecto a la tecnología, la inversión en Bienes de Equipo y Máquina herramienta es un elemento clave. Si a ello añadimos la inversión pura en I+D en porcentaje y en valor, los resultados abruman. Un ejemplo: China invierte el 2% sobre PIB mientras que España un 1,3%. Si es importante en porcentaje, lo es más en valor. China invierte 284.000 millones de dólares a PPP frente a los 18.000 españoles. Es decir, ¡16 veces más!

El nivel de educación de los países emergentes futuro lo podemos ver en el ranking PISA realizado mediante exámenes a jóvenes de 15 años en matemáticas, lectura y ciencias. Los resultados no dejan lugar a dudas: Asia generará muchísimo talento. De los 10 primeros “países” (China está dividida en tres: Shanghai, Hong Kong y Macao), ¡7 son asiáticos!

Para terminar, qué decir del motor del consumo. La entrada de millones de personas en la nueva clase media mundial procede de países emergentes. Esto provoca que el 80% del crecimiento mundial en la próxima década se generará en esos países. Además, el envejecimiento y el descenso de la natalidad provocarán un parón de consumo en los países desarrollados.

Estos son algunos de los elementos claves de competitividad que están perfilando un nuevo mundo.

Por tanto, ¿estamos saliendo de la crisis? ¿creéis que es una crisis cíclica o un cambio de paradigma? ¿Necesitamos algo diferente?

Sí, así es, y solo si entendemos con profundidad la nueva complejidad y el impacto colosal de la globalización en nuestras empresas, ciudadanos y países, seremos capaces de afrontarla con crudeza, sin miedo, con conocimiento y con decisión.

Por ello, tras analizar los países, empresas, tendencias y geopolítica, y asumiendo que nuestras Pymes están posicionadas en tecnologías medias, sin costes competitivos y sin marcas Premium, la única manera de estar en el pelotón de los ganadores es diseñar una estrategia clara de posicionamiento internacional del país (o de cada una de las empresas), incidiendo en Pymes y en países emergentes, insertándonos en las cadenas globales de valor e incorporando talento, costes, clientes, conocimiento e ingresos.

Paradójicamente, sólo así crearemos riqueza y empleo en nuestro país.

Foto: http://www.freedigitalphotos.net/



Recibir posts por correo














Ver política de privacidad y aviso legal


Dejar un Comentario

Los comentarios en esta página están moderados, no aparecerán inmediatamente en la página al ser enviados. Evita, por favor, las descalificaciones personales, los comentarios maleducados, los ataques directos o ridiculizaciones personales, o los calificativos insultantes de cualquier tipo, sean dirigidos al autor de la página o a cualquier otro comentarista. Estás en tu perfecto derecho de comentar anónimamente, pero por favor, no utilices el anonimato para decirles a las personas cosas que no les dirías en caso de tenerlas delante. Intenta mantener un ambiente agradable en el que las personas puedan comentar sin temor a sentirse insultados o descalificados. No comentes de manera repetitiva sobre un mismo tema, y mucho menos con varias identidades (astroturfing) o suplantando a otros comentaristas. Los comentarios que incumplan esas normas básicas serán eliminados.

XHTML: Puedes usar las siguientes etiquetas: A ABBR ACRONYM B BLOCKQUOTE CITE CODE DEL EM I Q STRIKE STRONG IMG

Logotipo de Blogestudio